Descripción

HISTORIA

Establecidos los arabes en España. A principios del S. VIII. Almería dependió en un principio del Califato de Damasco. Luego del de Córdoba. En tal periodo de esplendor se desarrollo Mojacar que por su número de habitantes y situación privilegiada constituía plaza inexpugnable. A partir del año 917 se mantuvo fiel al Califato de Córdoba hasta su desmembración.A partir de Muhammad I en Granada. Mojácar y su tierra quedaron incorporadas al sultanato nazarí. lo cual la convirtió en zona de frontera. con los inconvenientes que ello ocasionaba. Se levantaron y reforzaron las torres vigías en el siglo XVI. Lo que no impidió las incursiones cristianas.Se cree que durante toda esta época. Mojácar estaba situada en Mojácar la Vieja. y que probablemente el mar llegara a su pie. Desde aquí se dominaba todo el valle y poseía uno de los aljibes más impresionantes de los conservados del antiguo reino de Granada.Se cree que a finales del s. XIII. es cuando el lugar empieza a ser abandonado y se empieza a conformar el núcleo urbano de Mojácar actual. Es posible que fuera destruida por un terremoto o bien porque sus habitantes acosados por los cristianos buscaran un enclave más protegido. Desde entonces la historia de Mojácar va a ser difícil para sus habitantes, debido a las arduas relaciones entre el Islam y la cristiandad.  "Mujeres de Mojácar a la usanza

"Mojácar Cristiana

En 1488 tiene lugar el paso de la Mojácar mora a la cristiana.El 10 de Junio de 1488, los alcaides de toda la comarca acuden a rendirse ante los Reyes Católicos  sin embargo el alcaide de Mojácar no acude. lo que alerta a los reyes puesto que Mojácar por su situación estratégica y considerable número de habitantes constituía uno de los puntos significativos de la región. Los reyes como medida de prudencia envían a Mojacar una embajada de sondeo e invitación a la rendición presidida por el capitán Garcilaso.La entrevista según cuenta la leyenda fue en la Fuente donde Alabez explica sus motivos: Yo soy tan español como vos cuando llevamos los de mi raza más de setecientos años de vivir en España nos decís que nos marchemos. Yo no hice nunca armas contra los cristianos, creo justo pues que se nos trate como hermanos, no como enemigos y se nos permita seguir labrando nuestra tierra y añadió: Yo antes de entregarme como un cobarde, sabré morir como un español. Garcilaso regresó a Vera y contó a los reyes la entrevista quienes otorgaron la confianza a Mojácar que se mantuvo fiel a su palabra y vivió como una ciudad más de la España cristiana.

El 12 de junio se entrega la villa de Mojácar y su fortaleza y a cambio los reyes le conceden el titulo de ciudad.Está documentado el hecho de que los moros fueron expulsados de Mojácar. Desde el mismo momento de la entrega de llaves. Se les permitió marchar a Africa o establecerse en Turre. Teresa y Cabrera. donde fundaron comunidades mudéjares.Mojácar fue repoblada con cien familias cristianas procedentes del reino de Murcia. Estas gentes son los antepasados de la mayoría de los mojaqueros actuales. Desde entonces la convivencia entre los cristianos de Mojácar y los musulmanes de Turre. Teresa y Cabrera. no fue fácil.Donde se mostró la lealtad de esta villa fue en la guerra de “Las Alpujarras”, cuando Aben Humeya quiso instaurar de nuevo el poderío árabe en España. Tras la derrota de la guerra llegaría la expulsión definitiva de los moriscos. No sabemos si algunos de ellos admitieran el ser bautizados y permanecieron en la ciudad en calidad de conversos.En 1530 el emperador Carlos V por lo decisivo que resultó para la casa de los Austrias esta lealtad esta ciudad fue distinguida con el escudo que ostenta el águila bicéfala.; posteriormente, Felipe II le añadió el lema "La muy noble y muy leal ciudad de Mojácar, llave y amparo del Reino de Granada”.

En 1518 se produjo un espantoso terremoto que destruyó Vera y un tercio de los edificios de la villa. El emperador Carlos V ordenó enseguida que se efectuaran las reparaciones precisas en el castillo y las murallas. y estas estaban acabadas para 1521.  Se cree que Mojácar estaba amurallada y que esta concluía y arrancaba del castillo.El arrabal quedaba afuera de la población. En este barrio nos inclinamos a pensar habitó la colonia judía de Mojácar. Es sintomático que de las cinco iglesias que existieron en Mojácar ninguna de ellas dentro del Arrabal.

La principal fuente de vida continúa siendo la defensa costera contra el moro hasta la desaparición de la piratería a finales del XVIII y es cuando se ponen en cultivo las nuevas tierras en las estribaciones de Sierra Cabrera. Se abancalan siguiendo el ejemplo árabe las laderas. se perforan minas de riego se construyen cortijos y cortijadas. Se cultiva el olivo. la vid. la higuera y el algarrobo al tiempo que se abandona la antigua economía morisca de la seda.

En esta época Mojácar vivió tranquila. Se cifra la población en unas 10.000 personas. La vida religiosa era intensa pues a finales del XVIII. la villa contaba además de la iglesia con cinco ermitas: San Sebastián. Espíritu Santo. S. Agustín. San Ramón y la Virgen de los Dolores. En esta época se celebraban en honor a San Sebastián la fiesta de moros y cristianos recuperada en la actualidad.

Los Duques de Alba contaban entre sus blasones la de ser Alcaides perpetuos de Mojácar según documento de 1786.El hecho de armas más conocido de la Mojácar musulmana se produce después de la batalla de los Alporchones (Lorca, 1452), en la que los murcianos fueron vencidos. Como venganza, el adelantado murciano Alonso Fajardo, asaltó dos años más tarde Mojácar.   

Siglos XIX y XX en Mojácar  

En siglo XIX. se inicia con la Guerra de La Independencia que dejará tristes secuelas estas tierras con la incursiones de las tropas francesas. El hambre la fiebre amarilla y viruela asolan Mojácar en 1812. el año más negro de su historia contemporánea.A partir de 1838 se descubre un filón de plata en Sierra Almagrera con lo que se ponen en Mojácar y alrededores varias minas en explotación. Se instala un alto horno de fundición de plomo en la playa que será el primero de Almería y Segundo de España. Esta será una época de esplendor para toda la zona cuando Mojácar alcanza su máximo demográfico: 6.382 habitantes según el censo de 1887.Al comienzo de la II República se cierran todas las minas y se entra en una grave crisis lo que provocará una oleada de emigraciones hacia Argentina y Estados Unidos. Entre ellos dice la tradición. José Guirado Zamora. nacido en Mojácar en 1901 y que llegaría a ser famoso con el nombre de Walt Disney.La guerra Civil. la posguerra y la sequía sumieron de nuevo a Mojácar en una profunda depresión llegando al mínimo histórico: 300 habitantes. Los mojaqueros de nuevo emigran ahora hacía Cataluña. Andorra. Francia y Alemania.Se inaugura la década de los 60 con un pueblo mal comunicado sin agua corriente sin electricidad. ni teléfono.Pero surge el Milagro.A mediados de los años 50 el pintor almeriense Jesús de Perceval. funda el Movimiento Indaliano que encuentra su capital estética y sus raíces en Mojácar. y que propagará por toda España su nombre su magia y sus encantos.     Pero a todo esto le faltaba un alcalde entusiasta dispuesto a sacar a su pueblo del letargo puro. Dicho alcalde. Sr. D. Jacinto comenzó a ofrecer solares gratis a quien restaure la casa derruida; ofrece Mojácar como escenario de películas; da todo tipo de facilidades a quien quiera instalarse aquí. Poco a poco comienzan a llegar intelectuales. Artistas, periodistas, diplomáticos, bohemios, etc… fascinados por aquel enclave único por la bonanza de sus gentes, su luz, sus playas.Se comienzan a construir hoteles, complejos, urbanizaciones y se consigue encalar de blanco sus casas. A finales de los sesenta se le concede el premio “embellecimiento y mejora de los pueblos de España”.

Hoy Mojácar es un pueblo que se mantiene fiel a su arquitectura al color de sus casas blancas a sus espacios protegidos, medio ambiente, Playas, calas y rincones.Es fiel a su símbolo mágico EL INDALO. que naciendo en la prehistoria se utiliza desde entonces como símbolo de suerte y ahuyentador de malas vibraciones constituye un auténtico totem entre la historia y la leyenda. la magia y la prehistoria.Mojácar es hoy crisol de culturas con uno de los censos más internacionales de España y que viven aquí prácticamente todo el año.   

Gastronomía     

Gastronomía Mojaquera    

Desde sus orígenes. Mojácar era marinera pero desde siempre en sus platos ha incluido la cocina tradicional de tierra adentro la caza y las carnes de corral así como las verduras de la zona y las pastas que desde antaño han sido elaboradas por las mujeres.

Los platos típicos que pueden degustarse en Mojácar denotan un calor campesino y un origen árabe.Del mar. Podemos encontrar platos de los más diferentes pescados. Tales como galanes. Pargos. Emperadores. Brótolas. Gallinetas. Gallopedros...también encontramos mariscos. Langostas. Cigalas. Gambas. Gambones... El sabor de estos pescados se comprueba. Cocinándolos en caldos o a la plancha sobre un lecho de sal.De la tierra. Las carnes de caza o de crianza. Junto con los embutidos elaborados de manera casera se complementan con verduras. Y las pastas que las mujeres amasan desde antaño. Con todos estos ingredientes. Se elaboran platos contundentes y exquisitos dotados de un aroma único. Platos como el Trigo. El Ajo Colorao. Las Pelotas. Los Gurullos con perdiz o conejo. Las Migas el Ajo colorao. Que son típicos en Mojácar y sus alrededores 

La oferta gastronómica es muy amplia, conjuga una cocina internacional apta para todas las edades y situaciones, con ricos guisos tradicionales de inconfundibles raíces árabes, mezcladas con la cultura murciana.Tanto en el pueblo, como en la playa, existen buenos restaurantes para comprobarlo.Los guisos de Pelotas, La Olla de Trigo, los gurullos o las tradicionales migas, se recomiendan para el otoño, y los frescos pescados, ensaladas y paellas, harán las delicias del mediodía en verano.

En los chiringuitos, que bordean la playa, se puede disfrutar, además del sol y un divertido ambiente veraniego, de comidas informales. Para cenar en Mojácar, tendrá a su disposición una gran diversidad de preciosos restaurantes, bellamente iluminados, con terrazas, vistas espectaculares o íntimas rincones, que le harán disfrutar nos solo de la calidad de sus platos, sino de un lugar encantador.

Los gurullos: Pasta de harina de trigo, aceite y agua, elaborada a mano, en forma de fideos recortados, y secada después, es la base para un guiso con carne de perdiz o conejo, que incorpora hortalizas.   

rutas    

Para visitar Mojácar hay que olvidarse del coche y disfrutar del encanto de su medieval arquitectura Árabe. Situados en el Mirador de la Plaza Nueva, dominamos una impresionante vista del Valle de las Pirámides, desde aquí, podemos ver cómo Mojácar la Vieja, primer asentamiento prehistórico de Mojácar, se sitúa junto al río aguas, el cual desemboca en la laguna, espacio natural protegido, en la playa de Mojácar.En la plaza encontramos la Ermita de los Dolores, del siglo XVIII, privada.     

Desde allí la cuesta del Mirador del Castillo, parte hacia la zona más elevada de la ciudad. Bien merece disfrutar unos minutos de tan majestuosa panorámica sobre la costa mojaquera, antes de descender de nuevo a la Plaza dónde partimos hacia la calle Alcalde Jacinto, que nos conduce ante la Iglesia de Santa María, de 1560, antigua fortaleza de grandes sillares de piedra y cuyo interior, sobrio, está abierto en hora de culto.

Ante la Iglesia, la estatua a la Mojaquera, realizada en mármol blanco, ataviada con el traje típico, sostiene el pañuelo árabe con los dientes y porta el cántaro que se utilizaba para, desde la Fuente, abastecer las casas de agua. Bordeando la iglesia, encontramos una escalera de piedra que desciende hacia la Plaza del Parterre, antiguo cementerio árabe y Calle En medio, que sigue el recorrido de la muralla que antaño rodeaba todo el cono superior de la ciudad.   Llegamos a la Plaza del Ayuntamiento, con su magnífico y centenario árbol, traído por un emigrante desde las Américas. Nos acercamos a la Puerta de la Ciudad, (puerta de la Almedina, como reza su inscripción árabe) arco de medio punto, de 1574, que sustenta el escudo de Mojácar (el águila bicéfala de la casa de los Austria, premio a la lealtad demostrada en la batalla de 1488). Junto al arco, Casa del Torreón, de airosa arquitectura, antiguo aposento del cobro de “los impuestos de puerta”. Su traza actual del siglo XVIII.  Desde aquí llegamos a la Plaza Flores, desde dónde nos podremos adentrar en el arrabal, antiguo barrio judío, de laberínticas calles, llenas de encanto, o bien retroceder a través del arco y rodear Mojácar por la calle Guardia, Puntica y Embajadores de preciosas vistas al mar, o descender por la Cuesta de la Fuente, bellísima y empinada calle que nos conduciría, (si estamos en forma para soportar el regreso) por el camino antiguo hasta la Fuente mora, remodelada en este siglo, las mujeres aún lavan al atardecer, a la antigua usanza sus ropas a mano. Desde sus antiquísimos 12 caños mana un agua riquísima. Un importante retazo de la historia de Mojácar, está reflejada en la lápida de inscripción.    

MONUMENTOS

MIRADOR PLAZA NUEVA 

La existencia de esta plaza data de finales del S. XVI, no quedando nada de su antigua traza, tras la reforma realizada en 1960, cuando algunos de sus antiguos edificios fueron derribados y se abrió el actual acceso al pueblo 

MIRADOR DEL CASTILLO

Aquí se sitúa un mirador con una vista frontal al mar que complementa la que se goza desde el mirador de la Plaza Nueva. El antiguo aljibe, de origen musulmán, ha sido restaurada y actualmente alberga un museo particular.

IGLESIA DE SANTA MARIA

Construida a finales del XVI ( año 1560), probablemente sobre una antigua mezquita, cumplió no solo con su función religiosa sino Tambien como antigua fortaleza con grandes sillares de piedra. La torre antigua fue restaurada casi por completo a principios del s. XX.    

PUERTA DE LA CIUDAD

(Puerta de la Almedina, como reza su inscripción árabe). Arco de medio punto de 1574, que sustenta el escudo de Mojácar (águila bicéfala de la casa de los Austrias, premio a la lealtad demostrada en la batalla de la Alpujarra.)Sirvió de entrada al pueblo hasta la construcción del nuevo acceso. Aquí se situaba el mercado aprovechando su comunicación con la plaza del Caño.     

ARRABAL 

Barrio extramuros de la antigua Mojácar, comienza a construirse en el siglo XVII y alcanza su máxima extensión en el siglo XIX. Nos inclinamos a pensar habitó la colonia judía de Mojácar, lo muestran las puertas bajas y anchas, arcos lobulados, monotonía de los planos interiores y que precisamente es el único lugar desde dónde no se ve el mar.    

CASA DEL TORREON 

Antiguo aposento del cobro de “los impuestos de puerta”. Su traza actual es del Siglo XVIII, y actualmente alberga una coqueta pensión.      

FUENTE MORA

Su existencia es ya mencionada en los antiguos textos árabes. Fue sin duda la clave fundacional del pueblo. Sus doce caños actuales provienen de la reforma realizada a finales del XIX. 

 

   

Deportes 

Mojácar invita al deporte. Sus amplias y largas playas son un reclamo para todos los amantes de las actividades en contacto con el mar.     

Se puede gozar de la emoción de la vela. en tabla o embarcación la motonáutica o el esquí acuático. y de la pasión de la pesca en embarcación partiendo del cercano puerto deportivo de Garrucha o bien desde la costa ya que a buen seguro la apuesta se verá recompensada por la riqueza marina y la belleza de esta parte del litoral Mediterráneo.      

En las aguas claras y transparentes de sus calas vírgenes habitan estrellas de mar. Caracolas. Esponjas. Erizos. Pulpos. Corales y una gran variedad de peces como el sargo. Besugo. El falso abadejo. El mero o el corvallo. Que divertirán a buceadores y submarinistas.   

También se pueden practicar sin salir de la playa otros deportes como el fútbol. El voleibol o incluso el tenis de mesa. En los lugares e instalaciones reservados para su práctica. Si lo que se prefiere jugar una buena partida de petanca. Siempre se podrán encontrar aguerridos contrincantes en las canchas existentes al abrigo de los árboles de los parquecillos que hay en su orilla.       Habrá quien prefiera un contacto distinto o variado con la naturaleza. En cuyo caso la montaña el templado clima de Mojácar durante todo el año y su impresionante paisaje. Hacen exquisita la práctica del senderismo y montañismo. Que nos descubrirán a través de sus innumerables veredas y caminos increíbles tesoros que sin duda premiarán a los esforzados caminantes y para los más tranquilos. Siempre quedarán los románticos paseos por las extensas playas o por su precioso y cuidado paseo marítimo.       Montar a caballo. Jugar al tenis. Squach. Paddle. Mini-golf. Booling. o recibir el bautismo aéreo contemplando el panorama desde el aire. Son otras de las muchas opciones deportivas entre las que se puede elegir. Pero podemos decir  sin temor a equivocarnos  que hoy día el verdadero deporte rey en Mojácar es el Golf. Cuya proyección y la generalización de su práctica son ya una realidad imparable.

Fiestas  y costumbres

Las fiestas más importantes de Mojácar son: 

Semana Santa

Jueves Santo: Procesión de Jesús Nazareno por las calles del casco viejo de la ciudad. El mejor momento es el paso bajo la antigua puerta de la ciudad en la Plaza del Caño.

Viernes Santo: Procesión del Encuentro por la mañana en la citada Plaza del Caño. Procesión del Cristo Yacente por la noche. 15 de mayo, San Isidro 

Romería a la pedanía de "El Sopalmo".

Comida campera y misa rociera por la tarde antes del regreso. Se celebra el domingo más próximo al 15 de Mayo.

Fiesta de Moros y Cristianos 

Fin de semana en el cual se rememora la conquista de la ciudad por parte de los Reyes Católicos. Fiesta nocturna en el casco viejo repartido por todas las plazas del mismo. En el pregón del viernes por la noche se recuerdan los pactos que hicieron que en Mojácar siguiesen viviendo los musulmanes. El sábado gran desembarco y en la tarde del domingo gran desfile de gala. Actividades durante todo el fin de semana en Mojácar Pueblo y Mojácar Playa. Se celebra el fin de semana más próximo al 12 de junio (fecha de las capitulaciones de la ciudad).

Fiestas patronales en honor a San Agustín. 

Fiestas que se celebran a finales del mes de Agosto, en las fechas más próximas al 28 del citado mes. Imprescindible no perderse la tradicional corrida de cintas a caballo en las que las mujeres en "edad de merecer" -solteras-, colocan sus cintas y los mozos del pueblo las recogen pasando por debajo de ellos con los caballos incluso al galope.

Día de Nuestra Señora del Rosario.

Patrona de la localidad.

Navidad 

Lo más destacado de las citadas fiestas, por su carácter integrador y que se viene celebrando desde hace varios años, es el tradicional oficio de "las nueve lecturas y villancicos" (nine lesson and carols), la cual se celebra junto a la comunidad anglicana residente en el municipio.

Ver servicios de Mojácar