Descripción
Capital: Jaén.
Comunidad autónoma: Andalucía.
Superficie: 13.489 km².
Situación: Jaén es una provincia del sur de España, en la comunidad autónoma de Andalucía.

La provincia de Jaén está formada por diez comarcas:

  • Sierra Sur: tiene una población de 44.339 habitantes, una superficie de 784,27 km². Su capital es Alcalá la Real.

  • Área metropolitana de Jaén: comarca que comprende la totalidad del área metropolitana de la capital provincial. Tiene una población de 220.448 habitantes, una superficie de 1.755,56 km². Su capital es Jaén.

  • La Campiña: tiene una población de 67.749 habitantes, una superficie de 1.741,76 km². Parte de su territorio forma el Parque Natural de la Sierra de Andújar. Su capital es Andújar.

  • El Condado: tiene una población de 23.904 habitantes, una superficie de 1.488,11 km². Su capital es el municipio de Santisteban del Puerto.

  • La Loma: tiene una población de 76.961 habitantes, una superficie de 1.037,4 km². Su capital, Úbeda.

  • Las Villas: Una parte significativa del territorio de esta comarca forma parte del Parque Natural de la Sierra de Cazorla, Segura y Las Villas. Tiene una población de 22.239 habitantes, una superficie de 556,38 km². Su capital es Villacarrillo.

  • Sierra de Cazorla: comprende gran parte del Parque Natural de la Sierra de Cazorla, Segura y Las Villas. La población de esta comarca es de 33.993 habitantes, tiene una superficie de 1.330,72 km². Su capital, Cazorla.

  • Sierra de Segura: es la comarca más extensa de la provincia y comprende la mayor parte del Parque Natural de la Sierra de Cazorla, Segura y Las Villas. Cuenta con una población de 26.574 habitantes, tiene una superficie de 1.931 km². Su capital es Beas de Segura.

  • Sierra Mágina: una parte significativa del territorio de esta comarca forma parte del Parque Natural de Sierra Mágina. Tiene una población de 42.368 habitantes, una superficie de 1.389,4 km². Su capital es Jódar.

  • Sierra Morena: una parte significativa del territorio de esta comarca forma parte de la cordillera de Sierra Morena incluyendo el Parque Natural de Despeñaperros. La población de esta comarca es de 105.640 habitantes, tiene una superficie de 1.396,7 km². Su capital es Linares.

  • HISTORIA

    Iberos

    Las primeras manifestaciones del mundo ibérico en la provincia datan del siglo VI a.C. Siguiendo fuentes clásicas, como Estrabón, Plinio o Ptolomeo, la provincia quedaría dividida bajo la influencia de oretanos y turdetanos, sobre la que los romanos establecerían los límites entre la Tarraconense y la Bética. Los textos de Plinio permiten albergar supuestos sobre la existencia de un tercer núcleo independiente, los mentesanos.

    Situada en una zona de paso, Jaén tuvo a griegos y fenicios como pobladores y, por tanto, como protagonistas de hechos históricos.

    Cartaginenses

    La conquista cartaginesa del Guadalquivir comenzaría en el 237 a.C. y se prolongaría hasta el 231.

    El Jaén cartaginés tuvo cierto protagonismo. Establecidos Asdrúbal y Aníbal en Cástulo, Vilches y el Centenillo, sería el propio Aníbal quien haría de Auringis (Jaén) una gran fortaleza que, juntamente con Mentesa Bastia (La Guardia), llegaría a tener una gran importancia estratégica, dada su situación próxima a la Vía Hércula y a otras calzadas ibéricas, caminos éstos que servían para unir a Levante con Turdetania, que hunde sus raíces en el antiguo imperio de Tartesos.

    A la entrada de los cartagineses fue Jaén alcázar de Asdrúbal, haciéndose entonces la ciudad grande, rica y fuerte, hasta el extremo de ser terror para los romano

    La Romanización.

    Una vez expulsados los cartagineses, todo el territorio se integró en la estructura política, administrativa y económica de Roma.

    Ya en época imperial, con Vespasiano, las tierras de la provincia se dividirían entre las provincias Baética y Carhaginensis, el cuyo límite justo se ubicaría Aurgi.

    Hacia el siglo III, el territorio que hoy ocupa la provincia estaba cruzado por varías vías. Dos unían Corduba con Cástutulo. Otra comunicaba Aurgi con Mengíbar y también con Mentesa, coincidiendo con el antiguo camino de La Guardia.
    Los romanos la declararon municipio con el nombre de Flavia.

    La irrupción del cristianismo en la provincia vendría de la mano de San Eufrasio, que crea la diócesis de Iliturgi que posteriormente pasaría a Cástulo.

    Época islámica

    Durante cinco siglos estuvieron los árabes en Jaén. La consideraron como una gran ciudad. Le dieron walí, levantaron mezquitas, construyeron fortificaciones y palacios.

    Conquistada Jaén por Abdelazib, en el 713. En el siglo X sería la capital del reino moro llamado Dijaryan. Los almorávides la incorporarían a su imperio en 1.091 y los almohades la ganarían en 1.148.

    Época moderna

    Los primeros intentos de toma de la ciudad por parte de los cristianos estuvieron a cargo de Alfonso VI, que fracasó en 1151 por la oposición de los Almohades. Alfonso VII lo intentaría en 1144 y 1148 y pondría cerco a la ciudad en 1169, todo ello bajo la dominación almorávide.

    Jaén pasó entonces a ocupar la sede civil y eclesiástica del Alto Guadalquivir, tomando el lugar de Baeza, que lo había sido desde 1227, decisión sobre la que pesó sobre todo el enclave estratégico que ocupaba la ciudad. El reino de Jaén quedaría entonces configurado por cuatro ciudades: Jaén, Úbeda, Baeza y Andújar, y tres villas: Arjona, Santisteban del Puerto e Iznatoraf, comprendiendo unos límites bastante aproximados a la de la actual provincia. La ciudad de Alcalá la Real se incorporaría a mediados del siglo XIV.

    Crisis del S.XVIII

    La gravísima crisis que Jaén ha vivido durante el XVII se prolonga durante la nueva centuria. La mayoría de sus habitantes viven en la miseria y la ciudad continúa su proceso de decadencia. Prueba de ello es la pérdida de población que sufre su término, que pierde la cuarta parte de sus habitantes.

    Las causas de esta decadencia tienen que ver con la enorme presión fiscal que los Austrias habían ejercido sobre la ciudad para financiar sus campañas bélicas en Europa, sumada al abuso de la venta de jurisdicciones y oficios, lo que había mermado sensiblemente la superficie de término municipal de la ciudad. Además, las malas cosechas provocaron en el último tercio del XVII hambrunas que sirvieron de cebo a las epidemias de 1649, 1677 y 1685, que diezmaron especialmente a las poblaciones de Jaén, Martos y Jódar, y que solamente comenzarían a recuperarse en la segunda mitad del XVIII, siguiendo la tónica del resto del país.

    PATRIMONIO CULTURAL

    Durante muchos siglos esta tierra fue ambicionada por todo el que la conocía, e inmediatamente fortificada para quedarse en ella y que no se la arrebataran, ya fueran iberos, cartaginenses, romanos (quedan innumerables restos de "oppidum") árabes o cristianos. A esta continua presencia invasora, debemos en gran parte el inugualable patrimonio jienense, del que forman parte monumentos tan emblemáticos como son la Catedral de Jaén (de Andrés de Vandelvira), los Baños Árabes, multitud de iglesias y conventos de todos los estilos, fortificaciones, castillos...

    En el rico partimonio cultural de la provincia destacan dos importantes ciudades renacentistas: Úbeda y Baeza, catalogadas por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad, son uno de los mejores ejemplos del diseño urbanístico y la arquitectura renacentista. En ambas, separadas por sólo ocho kilómetros, destacan los suntuosos edificios levantados por el arquitecto Andrés de Vandelvira. Sin embargo, la huella del siglo XVI esta presente en toda la provincia y puede conocerse a través de rutas como la Ruta del renacimiento, con impresionantes castillos, iglesias, palacios y como no, el Convento de las Carmelitas Descalzas de Beas de Segura, fundado por Santa Teresa de Jesús y la estancia de tres años largos de San Juan del Cruz.

    Una de las rutas más interesantes que se puede realizar por Jaén es la Ruta de los castillos. En realidad el trayecto es mucho más amplio, ya que comprende también las provincias limítrofes de Ciudad Real y Granada. Estas construcciones de uso militar y residencial, están diseminadas por toda la provincia, y son un homenaje a la memoria de los pueblos y culturas que la habitaron a lo largo de los siglos.

    La ruta jienense penetra por Santa Elena, con el Castillo de Castro Ferral, y termina en Alcalá la Real con la Fortaleza de la Mota y está jalonada por castillos que tomaron lo mejor de la arquitectura andalusí y la ingeniería castellana. Las Fortificaciones más destacadas son: El Castillo de Burgalimar en Baños de la Encina, el Castillo de Santa Catalina en Jáen, El Castillo de Linares, el Castillo de Lopera, las murallas de Andújar, el Castillo de Alcaudete y la Fortaleza de la Mota en Alcalá la Real. Existen otros como el de Segura de la Sierra y Cazorla, que se encuentran fuera de esta ruta, pero son dignos de mención.

    PRINCIPAL FUENTE DE INGRESOS

    La provincia de Jaén es el mayor productor mundial de aceite de oliva, de ello que gran parte de la economía jiennense se basa en el monocultivo del olivo. La consideración de "sector estratégico" del olivar y del aceite de oliva es incuestionable y no sólo por su aportación a la riqueza y al empleo provincial,sino también por las repercusiones sociales, ambientales y culturales.

    La provincia de Jaén, con 550.000 hectáreas de olivar, representa más del 25 por 100 de la superficie española y el 42 por 100 de la andaluza, produciendo en torno al 45 por 100 del total nacional de aceites de oliva. Desde una perspectiva interna, el 78 por 100 de la superficie agrícola de la provincia se destina al cultivo del olivar, que es mayoritariamente de aceituna para almazara.

    Por otro lado, la provincia cuenta con un nivel industrial considerable, que va en aumento día a día, proporcionando empleo y riqueza a las gentes de la provincia.

    Otro sector que está en auge en la provincia jienense es el que abarca al turismo rural, verde, cultural y de interior, pues no hay más que visitarla para descubrir que es un verdadero Paraíso Interior que maravilla al visitante por la hermosura de sus parajes, la armonía y belleza de sus pueblos y la riqueza de su patrimonio.

    SIERRAS O PARQUES NATURALES

    Jaén tiene, junto a otros parajes naturales protegidos, cuatro Parques Naturales:


  • Parque Natural Sierra de Andújar.

    • Al norte del Valle del Guadalquivir, al noroeste de la provincia de Jaén, limitando con las provincias de Ciudad Real y Córdoba, en el mismo corazón de Sierra Morena. . Se extiende con 60.800 hectáreas por los términos municipales de Andújar, Baños de la Encina, Marmolejo y Villanueva de la Reina.

    • Destacan ,en el parque, la Sierra Quintana y la de Los Calderones. Los ríos que lo recorren son: El Jándula, El Yeguas, El Cabrera y El Sardinilla. Hay embalses importantes, como el Jándula y el Encinarejo. Repartidos por el parque hay algunas charcas que sirven de abrevadero a los animales.

    • Constituye un magnífico ejemplo de ecosistema mediterráneo. Las principales masas forestales son de encinas, quejigos y alcornoques; siendo también importantes los bosques de pino piñonero y los robledales en Sierra Quintana. En las cumbres de las sierras se pueden observar brezales, con abundancia de madroñales y plantas endémicas como la genista, la mechera y la pinguicola lusitánica.

    • A lo largo y ancho del parque, podemos ver el jaguarzo blanco y el lentisco. Hay manchas importantes de mirto, zarzaparrilla, cantueso y zarzamora, siendo las setas de estos lugares muy apreciadas.

    • Habitando las charcas hay varias especies de sapos y ranas. En las zonas más secas abundan los lagartos y culebras.

    • Además de especies cinegéticas como el ciervo, el gamo y el jabalí, hay una gran variedad de especies protegidas, como el lobo, el meloncillo y el águila imperial; sin olvidar las poblaciones de buitre negro, buitre leonado y alimoche.

    • Hay gran variedad de pájaros, entre los que destacan: El pito real, el carbonero común y el rabilargo.

    • En algunas ocasiones, se ha visto el lince, especie en grave peligro de extinción.

    • Son famosas las pinturas rupestres de " Las Jaras ", " Canjorro de Peñarrubia ", " Barranco del Bu " y la " Cueva del Rodriguero ".

  • Parque Natural de Sierra Mágina.

    • El Parque Natural de Sierra Mágina es un espacio natural protegido de la provincia de Jaén, cuenta con 19.900 hectáreas y fue declarado Parque Natural en 1989.

    • Está situado al sur de la provincia de Jaén y al Este de la capital. Comprende los términos municipales de Albanchez de Úbeda, Bedmar, Belmez de la Moraleda, Cambil, Jimena, Jódar , Pegalajar y Torres.

    • Estas tierras están regadas por lo ríos: Cambil, Bedmar, Jandulilla y Gargantón.

    • Las alturas más importantes son: Pico de Almadén, Cerro Cárceles y el Pico de Mágina, que es la mayor altura de la provincia, con 2167 metros.

    • De gran calidad paisajística. En las laderas de sus montes se conservan encinares y quejigales, así como masas de pino carrasco, pino salgareño y tejo. En el sotobosque abunda el agracejo, lentisco, cornicabra, espino y las sabinas rastreras. Por todo el parque abunda el rosal silvestre.

    • Numerosos endemismos crecen en las zonas más altas: Erinácea o piornos (matorral de almohadilla), Frigidulum (una de las especies más valiosas), Vicia Glauca (crece entre las rastras), Junirea Fontqueri (en peligro de extinción), Arenaria Alfacarensis (de las más raras).

    • En varias zonas hay Adelfa (usada para curar la tiña) y Torvisco (se creía que curaba el mal de ojo).

    • Los caminos se adornan con el vistoso Cardo Hispano. En los lugares más frescos y húmedos se encuentra el Arce de Montpellier.

    • Son abundantes las rapaces, con 18 especies (águila real, halcón peregrino, águila perdicera, búho real, azor... Existen también el jabalí, cabra montés, gato montés y gineta.

    • Por todo el parque se extiende la paloma torcaz y el críalo (en invierno emigra a África).

    • Otra especies del parque son: Lagartija ibérica, víbora hocicuda, sapo partero, eumigus montícola, mariposa del madroño y manto de púrpura.

  • Parque Natural de Despeñaperros.

    • Al Norte de la provincia de Jaén, en el extremo oriental de Sierra Morena y limitando con la provincia de Ciudad Real se encuentra la puerta de Andalucía, con 8.000 hectáreas de extensión. Comprende el término municipal de Santa Elena.

    • De Norte a Sur está cruzado por el Río Despeñaperros y numerosos arroyos que desembocan en él. Todas las aguas vierten en el Río Guadalén, que las lleva al Río Guadalimar, afluente del Guadalquivir. Al Norte del Parque discurre el Río Magaña.

    • El Desfiladero de Despeñaperros tiene una longitud de 4 Km. Por él discurre la autovía y el ferrocarril.

    • De impresionante orografía y belleza paisajística, es el acceso natural desde la meseta.

    • Hay paredes casi verticales, donde pueden apreciarse los distintos estratos. En el paraje llamado Los Órganos, algunas rocas adquieren la forma de gigantescos tubos. Otras alturas importantes son : El Salto del Fraile y el Pico de la Estrella. El Barranco de Valdeazores está declarado como de interés científico.

    • Alcornoques, encinas y quejigos son las especies más significativas y abundantes. Hay grandes manchas de cantueso y líquenes. Otras especies diseminadas por todo el parque son: Roble melojo, la jara pringosa y la jara de hoja de álamo. En el sotobosque se aprecia el bosque de galería.

    • Endemismos del lugar son: El clavel silvestre y la digital o dedalera.

    • Hay especies faunísticas propias del matorral mediterráneo, habiéndose observado en ocasiones linces y lobos.

    • La caza del jabalí, el ciervo y el corzo es una práctica común; pero el furtivismo es un problema.

    • Entre las aves que más abundan tenemos: El Halcón común, Águila perdicera, Golondrina, Jilguero, Pinzón, Lavandera y Trepador Azul.

    • También se pueden observar el Galápago leproso, el Tritón jaspeado y la Mariposa de Despeñaperros.

    • Hay pinturas rupestres como las de " Cueva del Santo ", " Arroyo del Santo " y " Vacas de Retamoso ".

  • Parque Natural de la Sierra de Cazorla, Segura y Las Villas.

    • Con una extensión de 214.000 hectáreas, es Reserva de la Biosfera (1983) y Parque Natural (1986) y el mayor espacio protegido de España y el segundo de Europa. Está declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO desde 1983 y también se Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) desde 1987.

    • En el extremo oriental de la provincia de Jaén, limitando con las provincias de Albacete y Granada. Comprende en todo o en parte los términos municipales de los pueblos: Beas de Segura, Benatae, Cazorla, Chilluevar, Génave, Hinojares, Hornos de Segura, Huesa, La Iruela, Iznatoraf, Orcera, Peal de Becerro, Pozo Alcón, La Puerta de Segura, Quesada, Santiago-Pontones, Santo Tomé, Segura de la Sierra, Siles, Sorihuela del Guadalimar, Torres de Albanchez, Villacarrillo y Villanueva del Arzobispo.

    • Estas sierras se continúan con las de Castril-La Sagra en Granada y las de Segura-Alcaraz en Albacete. Numerosas montañas separadas por profundos tajos configuran un relieve extraordinariamente abrupto en algunas zonas. La mayor altura, el pico de las Empanadas, de (2.107 m). Otras elevaciones importantes son las de la Cabrilla, Banderillas, Almorchón y El Yelmo.

    • Es un laberinto de valles, calares y altiplanos, con dos ríos importantes que nacen aquí: El Guadalquivir y el Segura. Existen embalses como el de El Tranco, La Bolera, Las Anchuricas, La Vieja, Aguascebas y la bellísima Laguna de Valdeazores. Otros ríos del parque son: El Guadalimar, Hornos, Madera, Tus, Marchena, Borosa, Aguasmulas y Guadalentín.

    • El clima es continental y las precipitaciones oscilan entre los 500 l/m2 en las zonas bajas y los 1.600 o 2.000 en las más elevadas.

    • Existen extensos bosques de pino laricio, en las cotas altas, así como negral y carrasco en las demás cotas. Hay endemismos importantes como la "Violeta de Cazorla", la Hormatofila, el Geranio de Cazorla, Aquilegia Cazorlensis, Narcissus Longispatus. En zonas restringidas hay acebos, y muy diseminados por todo el parque encontramos tejos. Ambas especies están muy protegidas por el peligro de extinción. En el norte de Sierra Segura encontramos magníficos quejigales y melojos o rebollos.

    • En lugares muy extendidos del parque aparecen manchas de fresas silvestres y avellanares, sobre todo en la parte septentrional de la Sierra de Segura.

    • Son abundantes y variadas las especies cinegéticas: Ciervo, gamo, muflón, cabra montés y jabalí. Existe la nutria y más de 100 especies de aves, abundando las rapaces ( Águila real, águila perdicera, águila culebrera, milano, halcón, alimoche, buitre leonado, búho real, mochuelo, lechuza, cárabo). Una de las más escasas, en peligro de extinción, es el quebrantahuesos, recientemente introducido para su repoblación.

    GASTRONOMÍA

    Como no podía ser de otra manera, una de las principales bases de la gastronomía jienense es el aceite de oliva. Su uso en la cocina es muy variado, aportando siempre un sabor y un valor nutricional que hacen de nuestros platos sabrosas, nutritivas y saludables obras de arte culinarias

    Otra costumbre gastronómica muy arraigada en la cultura jienense es El Tapeo:

    En Jaén encontrará muchísimos bares, y algunos muy buenos, donde se sigue practicando la maravillosa costumbre de "tapear", con lo cual podrá conseguir la confección de lo que ahora los gourmets llaman un "menú largo y estrecho". Es decir, probará muchas exquisiteces sin tomar un plato completo.

    En cuanto a los platos típicos de la provincia, podemos mencionar entre otros muchos:

  • Los Potajes, muy arraigados en la gastronomía provincial.

  • Las Migas y las Gachas Migas.

  • Numerosos y exquisitos platos a base de carne de caza o de monte.

  • Entre los postres podemos destacar los mantecados, pestiños, dulces de almendra, roscos, con y sin vino, hojaldres, bizcochos, canutillos, mazapanes, alfajores, ajonjolí..., y como no, la fruta procedente de nuestros montes y sierras.

  • Respecto a los desayunos, nada mejor que unos churros o unas tostadas de aceite de oliva solo o con tomate.


  • Ver servicios de Jaén