Descripción
Comarca: La Loma.
Distancia hasta la capital: 56 km.
Superficie: 397,1 km².

Ayuntamiento: Enlace a página.

Situación: La ciudad se encuentra sobre un cerro, volcada hacia el valle del Guadalquivir frente a la imponente Sierra Mágina, y cerca del mismo centro geográfico de la provincia de Jaén.

HISTORIA

La leyenda dice que fue fundada por un descendiente de Noé, el rey Idubeda. Del mítico torreón de Ibiut deriva el nombre de la ciudad. Si nos restringimos a la arqueología, los primeros asentamientos en Úbeda se remontan a la Edad del Cobre, en el actual Cerro del Alcázar.

Origen

Aunque existen restos visigodos y tardorromanos, posiblemente con anterioridad ya había varios núcleos de población autóctonos dependientes de la colonia romana de Salaria, "Úbeda la Vieja". Bajo el imperio romano es conocida también por el nombre de «Bétula» por su situación cerca del Guadalquivir, «Bethis», La ciudad como entidad con una cierta importancia aparece con la llegada de los árabes, en particular con Abderramán II, quien la funda con el nombre de Madinat Ubbadat Al-Arab (Úbeda de los Árabes).

Tierra de frontera

Reconquistada por Alfonso VIII tras la batalla de las Navas de Tolosa, es perdida al poco tiempo. Entretanto la ciudad es saqueada y arrasada en varias ocasiones. En el año 1233 Úbeda es definitivamente conquistada por Fernando III, convirtiéndose en ciudad realenga y titular de un arciprestazgo. Factor decisivo en este período es su importante valor geoestratégico. Durante casi tres siglos fue población fronteriza, primero de avanzada y luego muy cercana a la frontera entre los reinos de Granada y Castilla. Este hecho determina que los sucesivos reyes castellanos le otorguen numerosos privilegios y concesiones, como el fuero de Cuenca, para favorecer la fijación de una población formada por castellanos y leoneses que permanezca frente a circunstancias de vida adversa, en zona fronteriza.

Este cúmulo de factores (situación geográfica y consiguiente dominio de vías de comunicación, su extensa y rica jurisdicción y presencia de una nobleza cada vez más poderosa) sentó las bases a lo largo del siglo XIV y XV del esplendor de la Úbeda del siglo XVI. Un hecho destacable es que la toma de Úbeda se realizó mediante capitulación, posibilitando la coexistencia de distintas etnias que formaban una población de varias culturas (árabe, judía y cristiana). Durante más de dos siglos participa activamente en la lucha contra los musulmanes, gozando de amplia autonomía en su gobierno local. Episodios como el de 1368, en el que la ciudad es asolada con motivo de la guerra civil entre Pedro I de Castilla y Enrique II de Trastámara, avivó la rivalidad entre los bandos locales, que dieron lugar a que, a semejanza de lo ocurrido en Baeza, las murallas y torres del Alcázar fuesen lamentablemente demolidas en 1506 por orden real.

Esplendor

Al finalizar la conquista de Granada, asistimos a un desarrollo económico basado en la agricultura, que fundamenta el periodo de mayor esplendor de la ciudad, siendo muy importante la roturación de bosques y puesta en valor de nuevas tierras. La paz y el desarrollo económico lleva consigo un aumento demográfico, alcanzando la ciudad una población de 18.000 habitantes, siendo una de las más populosas de toda España.

Declive

Los siglos XVII y XVIII son de decadencia para la ciudad que ve como su pasado esplendor se apaga. Algunas fechas de los desastres que asolaron la ciudad en esta etapa fueron las pestes de 1681 y el terremoto de Lisboa de 1755, que quebranta bastantes casas de la ciudad. Posteriormente, con la guerra de la independencia española, en la que los franceses permanecen entre 1810 y 1813 en la ciudad, se ocasionan grandes perjuicios económicos.

Recuperación

A finales del XIX la burguesía ubetense hace renacer la ciudad gracias a la agricultura, la industria y los servicios, alcanzando el lugar actual como cabecera de la comarca y como un centro de industria y servicios a nivel regional de importancia creciente. El 3 de julio de 2003 es nombrada, junto con su vecina Baeza, Patrimonio de la Humanidad.

PATRIMONIO CULTURAL

La ciudad cuenta con 48 monumentos notables, y más de un centenar de edificios de interés, casi todos ellos de estilo renacentista. Todo este patrimonio llevó a Úbeda a ser la segunda ciudad de España nombrada Conjunto Histórico-Artístico, en el año 1955. En el año 1975 recibió el nombramiento del Consejo de Europa como Ciudad Ejemplar del Renacimiento. Por último, en 2003 ha sido nombrada Patrimonio de la Humanidad, junto con Baeza por la UNESCO.

Por la ciudad se distribuyen 9 edificios declarados Monumento Nacional, y 19 declarados bien de interés cultural (BIC), a los que hay que añadir otros dos bienes en su término municipal. Aunque el patrimonio es inmenso, hay que mencionar que como en otras ciudades historicas, una parte importante del mismo no ha sobrevivido hasta nuestros dias, por diversos devenires. Es mucho lo que se ha perdido. En todo caso, del impresionante conjunto actual destaca el grado de conservación de muchos edificios, que aún conservan como detalles dignos de admiración las puertas de madera claveteada y sus aldabas de hierro, los faroles y las rejas.



Especial mención merece la Plaza Vázquez de Molina, que es el corazón monumental de Úbeda. En ella se encuentra la Sacra Capilla del Salvador (sin duda el más representativo monumento de toda Úbeda).

Una clasificación de sus monumentos puede ser la siguiente:

Intramuros

  • La Capilla del Salvador, declarada Monumento Nacional junto con el Hospital de los Honrados Viejos del Salvador.


  • Iglesia de San Pablo, monumento nacional, de la época visigoda.


  • La Casa Mudéjar, sede del museo Arqueológico.


  • Palacio de los Vela de los Cobos, BIC, diseñado por Andrés de Vandelvira.


  • Palacio del conde de Guadiana, BIC, en la calle Real, manierista: con torre de 4 plantas con balcones en esquina.


  • La Casa de las Torres, monumento nacional. Palacio medieval construido por el Condestable Ruy Lope Dávalos.


  • Convento de Santa Clara, monumento nacional, uno de los monasterios más antiguos de Úbeda, ocupado por Clarisas.


  • Iglesia de San Pedro, BIC, en origen románica, pero con añadidos renacentistas, como la portada.


  • Iglesia de San Lorenzo, BIC. Llamativa espadaña enfoscada de yedra. Cerrada al culto, es renacentista.


  • Iglesia de Santo Domingo: portadas platerescas. La nave, está cubierta por un espléndido artesonado mudéjar.


  • Convento de San Miguel y Oratorio de San Juan de la Cruz, BIC, en él murió San Juan de la Cruz.


  • Convento de la Inmaculada Concepción, BIC. Convento de Carmelitas Descalzas.


  • Palacio de D. Luis de la Cueva, BIC, remozado centro cultural para la ciudad, del siglo XV.


  • Palacio de Francisco de los Cobos, BIC, forma parte de la zona Patrimonio de la Humanidad pues es un todo con la Sacra Capilla del Salvador y el Hospital de los Honrados Viejos.


  • Palacio del Marqués de la Rambla, BIC, con portada diseñada por Andrés de Vandelvira y un bello patio ajardinado.


  • Palacio de los Medinilla, BIC, manierista.


  • Palacio del Marqués de Contadero: actual sede del Centro de Turismo Interior de Andalucia (CENTIA), y de la Oficina de Turismo.


  • Otros monumentos del casco histórico son las casas judías del barrio del Alcázar y de la Gradeta de Santo Tomás (junto a las ruinas de la antigua iglesia romanica de Santo Tomás), la Casa de los Carvajales, la Casa de los Salvajes, el Palacio de los Manueles, la Casa del Blanquillo, el Palacio de los Morales, la Casa de la Luna y el Sol, el Palacio de los Orozco, el palacio de los Torrente, el palacio de los Porceles y la casa de la Tercia, o los importantes restos arqueologicos y prehistoricos del solar del antiguo alcázar.


  • Muralla

    La Muralla de Úbeda está nombrada monumento nacional. Aún se conserva en gran parte, incluyendo tres de sus antiguas puertas y bastantes torres. Las puertas principales que se conservan son la del Losal, múdejar del siglo XIV; la de Granada y la de Santa Lucía. En cuanto a las torres, hay que destacar la Torre de las Arcas, en la Corredera, y la Torre del Reloj, en la Plaza de Andalucía.

    Extramuros

  • Iglesia de San Nicolás, monumento nacional, bella iglesia gótica.


  • Hospital de Santiago, el otro símbolo de la ciudad (junto al Salvador), monumento nacional flanqueado por 4 altas torres, obra culminante de Andrés de Vandelvira.


  • Iglesia y Convento de la Trinidad, BIC, uno de los pocos ejemplos de barroco que hay en Úbeda.


  • Iglesia de San Isidoro, BIC, fue una fortaleza o fuerte árabe, para defender la muralla por el Oeste.


  • Palacio del Marqués de Bussianos, BIC, manierista, con un gran patio interior.


  • Plaza de Toros, BIC, una de las más antiguas de España, de 1857. Su exterior no es del todo redondo, pues se integra en su manzana de casas.


  • Antiguo convento de la Victoria, con magnifico patio, actual Sede de Hacienda.


  • Mercado Municipal de Abastos, BIC, de los años 30.


  • Edificio de Correos, BIC, realizado en 1964.


  • Otros monumentos extramuros son la iglesia de San Millán, la casa plateresca de la Calle Gradas, la portada de la casa del Caballerizo Ortega, el antiguo Casino y la ermita del Paje.


  • Fuera del casco urbano

  • Puente Ariza, BIC, sobre el Río Guadalimar, diseñado por Andrés de Vandelvira.


  • Zona Arqueológica de Úbeda la Vieja, BIC, con numerosos restos ibero-romanos, en particular, un fragmento de muro del siglo IV.


  • PRINCIPAL FUENTE DE INGRESOS

    Según el anuario de La Caixa, se trata de la capital de una de las provincias económicas de España, con una población de más de 200.000 habitantes que acude habitualmente a comprar en ella.

    La Calle Nueva y Mesones, es el principal bulevar comercial en Úbeda.
    Úbeda vive principalmente del sector servicios, sobre todo el comercio y la administración, que ocupan el 49% de la población activa. Además, es el centro neurálgico del olivar andaluz por lo que de importancia vital resulta la agricultura (fundamentalmente olivar), ya que el municipio es año tras año el mayor productor de aceite de oliva del mundo, siendo la piedra angular de toda su economía. Otras actividades complementarias son la industria, la ganadería y un incipiente turismo.

    SECTOR AGRARIO

    Debido a la riqueza de su término y a la gran extensión cultivada, la ciudad se ha replegado de nuevo hacia éste sector, por lo que ha ampliado una importante base agraria, porcentualmente, pudiendo llegar a ocupar a tiempo completo 2 o 3 millares de personas. El olivar intensivo y superproductivo, es el mayor aportador a la economia familiar, y el eje que nutre de actividad a multitud de industrias y servicios afines. Anteriormente la ganaderia ovina y la avicultura, tambien habia sido muy significativa, aunque ya está en franca decadencia.

    SECTOR SECUNDARIO

    En la ciudad de Úbeda, industriosa por excelencia, algunas de sus actividades artesanales tradicionales abrieron paso a un verdadero desarrollo industrial básico y potente. La cordelería desarrolló la fabricación de capachos de esparto para los molinos de aceite, y de ahí se produciría la transformación en cordeleria sintética y textil; la rejería y la calderería serían el origen de una importantísima industria de fundición y fabricación de maquinaria de almazara; la hojalatería está en el origen de la industria de grifería. La artesanía cerámica, que se mantuvo, abrió paso también a la industria de los materiales de construcción, etc..

    SECTOR TERCIARIO

    Basado en una antiquísima tradición comercial, ha sufrido una importante diversificación (talleres, actividades financieras, asesorias, inmobiliarias..), y ha ampliado su oferta de empleo por el desarrollo de servicios públicos, como educación y sanidad, que se centralizan en Úbeda para la atención a la población de la mitad oriental de la provincia. La hosteleria y restauración, en proceso de expasión junto al turismo, emplea cada vez a más población.

    SIERRAS O PARQUES NATURALES

    De sus entornos naturales destacamos:

  • Alto Guadalquivir, al sur de la localidad, en pleno valle del Guadalquivir.

    El río Guadalquivir fue represado en los años cincuenta en una sucesión de tres pequeños embalses: Doña Aldonza (301 hectáreas), Pedro Marín (240 hectáreas) y Puente de la Cerrada (122 hectáreas). Declarado Paraje Natural, el entorno de este espacio protegido -que cuenta con un cinturón de vegetación acuática cada vez más importante- se encuentra rodeado de cultivos (especialmente de espárragos). Por otro lado, una abundante y variada comunidad de aves acuáticas se concentra en estos embalses, destacando la colonia de calamones, patos reales y cucharas, así como porrones..


  • El Paso, al nordeste de la ciudad, en el límite con el término municipal de Torreperogil.

    La Cañada Real del Paso ha sido transformada en un área recreativa con aparcamientos, zonas de sombra, instalaciones para el disfrute de los niños, barbacoas donde preparar comidas, mesas, etc. También dispone de un establecimiento que sirve comidas y bebidas.


  • Monte Palomarejo, al norte de la ciudad, junto al arroyo del Villarejo.

    Este monte, que ronda los 700 m. de altitud, está constituido por la ladera sur del arroyo del Villarejo y la norte del arroyo de Guadalupe, presentando una alta divesidad de especies arborescentes de porte alto (coscoja, encinas, lentiscos, chaparros, etc.)


  • Vega de los Lobos y Azoreros, al norte de las ciudad, muy cerca del río Guadalimar.

    Este ecosistema, caracterizado por la presencia de matorral y monte mediterráneo (encinas, coscojas, retamas, tomillo, cardos), presenta una indudable belleza paisajítica.


  • RUTAS Y DEPORTES

    Para gozar del entorno de Úbeda, nada mejor que practicar algunas de sus numerosas rutas:

    Camino del monte

    Uno de los mayores atractivos del presente recorrido es la buena perspectiva que muestra sobre las grandes unidades de relieve en que se divide la provincia de Jaén: Sª Morena en el horizonte más lejano, la Loma de Úbeda y el Valle del Guadalquivir, formaciones geológicas más modernas y por último la Cordillera Bética.Según avanzamos, los escarpes calcáreos de la Lancha se acercan a nosotros, bajo ellos el �pie de monte� es demasiado pendiente y pedregoso para ser cultivado, solo hay matorral bajo y pastos con algunos almendros. Entre ellos alguna que otra encina y algún magnífico ejemplar de pino carrasco son los restos de los bosques que hace muchos, muchos años, debieron cubrir la zona, cuando las poblaciones neolíticas hicieron sus pinturas en la cueva de la Graja.

    Distancia: 5,4 Km.

    Camino del alamillo

    Comenzamos nuestro paseo en el extremo del parque �Doña María Arranz�, cruzando el arroyo Cañada Hermosa para entrar en la antigua carretera de Jimena, hoy convertida en una hermosa avenida arbolada. Por ella saldremos del pueblo en dirección al �Camino del Alamillo�.

    Para tomar el Camino del Alamillo hemos de recorrer unas decenas de metros por la actual carretera, por lo que es recomendable extremar precauciones. A nuestra izquierda comienza éste con un ligero ascenso.

    Distancia: 4 km.frutales. Cerca, encinar y matorral.

    En lo que se refiere al deporte, Úbeda tiene un equipo de fútbol que militaba habitualmente en el grupo IX de 3ª División, el Úbeda Club de Fútbol, hasta que en la temporada 05-06 descendió a la primera categoría andaluza. El deporte más popular es éste, existiendo diferentes ligas locales de asociaciones y de aficionados. También existen diferentes equipos de aficionados de fútbol sala y otros deportes de base.

    Otros deportes con gran afición en Úbeda son el pádel, del que se han realizado ya opens internacionales y varios torneos no menos importantes, y el ajedrez, existiendo el Club de Ajedrez Santa Juana de Arco de Úbeda en el cual juegan y han jugado muchos buenos ajedrecistas de la provincia de Jaén.

    SERVICIOS E INFRAESTRUCTURAS

    Úbeda constituye un importante centro de atracción, al contar con hospital comarcal, centros educativos y escuelas universitarias (UNED y SAFA), hacienda, seguridad social, juzgados, Centro del Profesorado (CEP), etc... derivando en uno de los índices de centralidad más altos de toda Andalucia.

    FIESTAS Y COSTUMBRES

    Las festividades locales, clasificadas por orden cronológico, son:

  • 16 de enero: hogueras de San Antón, que se celebran la víspera del día de San Antonio Abad. Antiguamente se hacía con la quema de muebles viejos y con cigarrillos de matalaúva. Actualmente, se hacen hogueras en diversos barrios, siendo típico asar sardinas y, en la pira de la plaza Primero de Mayo, saltar sobre las ascuas.


  • 2 de febrero: fiestas de la Candelaria. Se crean las tortas de Candelaria, dulces de pan y aceite con forma circular y aplanada que se degustan en la ciudad con motivo de la fiesta.


  • Febrero - marzo. Vinculada a la tradición agrícola, la Butifuera es una celebración en la que participan los aceituneros al terminar la recogida de la aceituna, y en la que el dueño de las olivas organiza una comida campestre.


  • Febrero - abril: Festival Amonos pal Flamenco de música flamenca.


  • 1 de mayo se celebra Romería de la Virgen de Guadalupe, patrona de Úbeda, trasladándose desde su Santuario del Gavellar, hasta la aldea de Santa Eulalia (Santolaya en dialecto local), donde se celebran diversos actos, y de ahí hasta Úbeda.


  • Mayo: coincidiendo con el primer fin de semana posterior al día 3 de mayo, festividad de las Cruces de Mayo, en diversas plazas de Úbeda se levantan Cruces, generalmente florales, junto a las que se suelen instalar barras de bar, donde degustar las típicas y variadas tapas locales.


  • Mayo - junio: Festival Internacional de Música y Danza.


  • A principios de julio se celebra las Fiestas del renacimiento en conmemoración del nombramiento de ubeda como patrimonio de la humanidad.


  • Finales de julio: Congreso Internacional de Música de Cine 'Ciudad de Úbeda'.


  • 8 de septiembre: Procesión de Nuestra Señora de Guadalupe. Fiesta local. El domingo siguiente, la co-patrona es devuelta a su santuario del Gavellar (una cortijada situada cerca de Santa Eulalia) en la llamada Romería Chica.


  • 28 de septiembre al 4 de octubre: Feria de San Miguel, Fiesta Patronal de San Miguel el 29 de septiembre, patronazgo debido a que en esa fecha fue reconquistada la ciudad por Fernando III, en 1233. Además de espectáculos taurinos y actuaciones musicales de gran calidad, se ofrece la Muestra de Teatro de Otoño, recinto ferial con casetas y atracciones, Certamen Comercial de la loma, Feria de maquinaria...etc, y numerosas actividades infantiles, deportivas y culturales.


  • GASTRONOMÍA

    La cocina ubetense es básicamente mediterránea, con abundancia de legumbres, cereales, carne de caza y, por supuesto, la aceituna (de mesa, de verdeo, negra o la variedad de cornezuelo) y el aceite de oliva, la principal cosecha en la comarca. Algunos productos destacables son las migas, el ochío, una torta de aceite espolvoreada con pimentón. Tambien son muy tipicos la perdiz en escabeche, la morcilla en caldera, los buñuelos (ó churros), fritos en el aceite extravirgen de la zona y postres como el hornazo o los papajotes.

    Otros platos tradicionales a destacar son el potaje de habas con berenjenas, el potaje de garbanzos con acelgas, los garbanzos mareaos, los andrajos y las empanadillas de la vigilia. Destacan también los productos de la matanza (chorizos en aceite, lomo en adobo, lomo de Orza, morcilla, etc.). En cuanto a la repostería, cabe indicar, además de los ochíos, los borrachuelos, los hornazos de Semana Santa (tortas de pan de aceite con un huevo duro en el centro), las tortas de Candelaria, los picatostes y diversas tostadas. Se realiza también una variedad muy popular de sangría con melocotón llamada cuerva.



    Ver servicios de Úbeda