Descripción

Baños de la Encina es un municipio de la provincia de Jaén, situado en la comarca de Sierra Morena.  

HISTORIA

La localidad de Baños de la Encina, declarada Conjunto Histórico Artístico en 1969, está enclavada en los montañosos terrenos de Sierra Morena muy próxima al pantano del río Rumblar. El noroeste de su término municipal forma parte del Parque Natural Sierra de Andújar, que ha sido declarado zona de especial protección para las aves.  La milenaria historia de la población, arranca en el Neolítico con las pinturas rupestres encontradas al norte de su término municipal, que son las primeras huellas dejadas por el hombre.

En el II milenio a. C. la minería comienza en los yacimientos de Baños, ricos en cobre y bronce, que dieron lugar a la formación de una organización social que continuó hasta la fundación de Cartago. Existen diversas evidencias y de una manera destacada el poblado de peñalosa, muy cerca de la localidad del  cual se han realizado diversos estudios arqueológicos.   Durante el Imperio Romano se comenzó la explotación de las minas de plata que decayó juntamente con el Imperio. Huellas de éste pasado minero lo encontramos en El Centenillo, pedanía de Baños de la Encina.  Con el declinar de la minería se intensifica la explotación agrícola, convirtiéndose, en la Edad Media, en un paraíso de agua y huertas.

En 1225 Fernando III de Castilla toma posesión de la villa, convirtiéndose por su estratégica situación, entre la Meseta y Andalucía, en una importante vía de comunicación.  Durante el siglo XV fue escenario de enfrentamientos entre el Condestable Iranzo y los maestres de las Órdenes de Calatrava y Santiago, que reflejaban el enfrentamiento entre la nobleza feudal y el Estado Moderno.

A finales del siglo XVII y principios del XVIII la villa toma un nuevo impulso con la intensificación de la agricultura y la ganadería. Pero a finales de este siglo de oro se producen una serie de acontecimientos que merman la riqueza de la villa, en 1767 se esquilma su territorio para la creación de Guarromán, Carboneros, La Carolina y Santa Elena, que nacieron por el Plan de Nuevas Poblaciones de Sierra Morena; en 1835 la desamortización de Mendizábal, y en 1855 la Civil o de Madoz acaban definitivamente con el Bien del Común.

PATRIMONIO HISTÓRICO

Castillo de Bury Alhamma.

Fortaleza del periodo califal construida en el año 968. Tras la conquista de Fernando III fue modificada levantándose la torre gótica y cilíndrica del homenaje o Almena Gorda. En el patio interior se encuentra un alcaracejo cristiano dominado por un torreón. También se pueden ver algunos restos de la antigua parroquia de Santa María del Cueto, ante el castillo. En 1931 fue declarada Monumento Histórico Artístico Nacional y desde 1969 ondea la bandera del Consejo de Europa. Ver Más  

Ermita del Santo Cristo del Llano.

Posee un magnífico camarín del siglo XVIII. Es la muestra más expresiva del barroco, con influencia árabe en la decoración de lacería y la cúpula que recuerda los mocárabes.   

Casa Consistorial.

Edificio de principios del siglo XVI en el que destaca la bóveda de cañón de la cubierta de la planta inferior.   

Casa Torreón Poblaciones Dávalos.

Construcción del siglo XV que formaba parte de la muralla defensiva de la villa. En el siglo XVII la familia Poblaciones Dávalos lo convierte en palacio y lo habita, introduciendo algunas reformas.   

Palacio de Priores.

Edificio del siglo XV que conserva en su interior una majestuosa escalera y las bodegas hasta hoy inalteradas. 

Palacio de los Molina de la Cerda.

Palacio de estructura clásica renacentista muy sobrio y austero. 

Casa de los Herrera Cárdenas.

Casona agrícola del siglo XVIII que conserva la misma estructura original. 

Iglesia de San Mateo.

En esta iglesia construida entre los siglos XV al XVII se mezclan varios estilos. En su interior se aprecia su nave gótica, la cúpula barroca y en el sagrario una pintura atribuida a Murillo durante muchos años. Su torre octogonal, gótica en su arranque, remata, como en la portada lateral, en estilo renacentistas.   

Casas nobles.

Entre las que se encuentran la de los Galíndez, los Pérez de Vargas, la casa Salido y la de Salcedo. Todas ellas destacan por su elegancia y señorío.   

Molino.

Antiguo molino de viento construido en el siglo XVIII.   

GASTRONOMÍA

La gastronomía en Baños, como es norma en las comunidades del ámbito rural, siempre ha estado vinculada a los recursos proporcionados por el suelo que les cobija, la estacionalidad anual y las labores agrícolas, cinegéticas y ganaderas, marcadas por al amplitud del término, por tanto por las largas distancias en el desplazamiento. No es extraño la existencia de unos platos con omnipresencia de piezas resultantes de actividades cinegéticas, empleo intenso de plantas aromáticas, pucheros y platos sencillos en su preparación como consecuencia de la necesidad de comer en el "lugar de trabajo", mientras la "comida fuerte" se reservaba para la noche.

Entre los platos más preciados están los relacionados propiamente con la caza: venado, jabalí o gamo en estofado o adobado, la perdiz en escabeche o habichuelas serranas, la liebre con salsilla bordonera, al tomillo a al jarón; otros vinculados al mundo pastoril como las migas o los "calandrajos con liebre"; los ligados al estío, salmorejo, ajoblanco o "ensalá" de lechuga y "granás" de cuelga;..., y el cucharro, nuestro hoyo, un moño de pan al que se quita el migajón, se adereza bien con aceite de oliva, sal ajo restregado y el churre de un tomate; como acompañantes tocino de veta, una arenque, bacalao, ... y hasta melón, uvas y aceitunas machacadas, en adobillo o negras en cercenada, según tiempo.

Son preciados los embutidos de carne de monte, sobre todo el chorizo y el jamón seco o sumarro, utilizando carne de venado.

La dulzaina viene definida por la herencia árabe y la oportunidad festiva: gachas santeras, pestiños, borrachuelos, hornazos de Resurrección y las "sobas" (gran torta de aceite, crujiente y muy exquisita). También es popular el mantecado mixto, de aceite y manteca, recordando nuestro origen ecléctico.

Pero la esencia de nuestra gastronomía en dulce viene definida por el ambiente social que se crea en torno a ella. Aún se mantiene la tradición de ir a cocer al horno a cambio de una parte, ahora en dinero, pero que hace de este acontecimiento una verdadera fiesta en ciertos días señalados.    

FIESTAS Y COSTUMBRES 

Las fiestas y tradiciones de un pueblo se muestran como clara expresión del carácter y valores esenciales que éste posee. Esto ocurre en Baños y con los bañuscos. Baños, como tierra de "limes", presenta un carácter sumamente complejo. Su componente alegre, abierto, plenamente andaluz, se nos presenta en acontecimientos como: 

La Candelaria 2  de febrero  

Festividad celebrada el 2 de febrero en la que los vecinos se reúnen en torno a grandes hogueras, por barrios, ofreciéndose entre sí las viandas más preciadas. No falta el vino del Valle de Bailén, provocando los sones y bailes propios de esta festividad, como los cantos de corro en torno a la lumbre. 

Carnaval 1ºCuaresma

Celebrada principalmente, y en los últimos años, el primer fin de semana de Cuaresma, alargándose hasta el Miércoles de Ceniza, donde es típico ver a las máscaras vestidas de duelo e interpretando exagerados gritos de dolor, portando a Don Carnal en el famoso "Entierro de la Sardina". 

Semana Santa Marzo, Abril

Tan arraigada está la Semana Santa en Baños, que data al menos del s.XVI con pruebas de la existencia de cofradías. Destacan actos como los sermones, realizados la Madrugada de Viernes Santo, las peculiares Saetas, el Desenclavamiento, en el que los cofrades desenclavan al Nazareno de la Cruz, entregándole la Corona de Espinas a la Virgen de los Dolores o "El Abrazo" entre el Señor Resucitado y la Virgen el Domingo de Resurrección. 

Romería de Jesús del Camino 1er Domingo de Mayo

El Cristo del Camino está en su Ermita al pie de la Cuesta de los Santos, desde tiempo inmemorial como la tradición y la leyenda lo confirma. 

Feria y Fiestas del Cristo del Llano y de la Virgen de la Encina.

2º Domingo de Mayo

Las Fiestas Patronales de Baños de la Encina se celebran durante el 2º fin de semana de Mayo.  Destaca, sin duda, como acto principal la Romería de la Virgen de la Encina, en la que el 2º Domingo de Mayo se traslada la imagen al Santuario, y todos los bañuscos la acompañan en carrozas, caballos o incluso a pie. También se celebra el Sábado la Ofrenda de Flores a la Virgen, distintos pasacalles, fuegos artificiales y suelta de vaquillas. El lunes de Feria se celebra la procesión del Patrón Jesús del Llano. Todo esto amenizado con el Recinto Ferial, casetas, tómbolas y buen vino, durante cinco días. 

Fiestas Medievales Finales de Julio

Son ya cuatro años los que llevamos celebrando las Jornadas medievales, éstas se celebran en la Plaza y en el Castillo de nuestro pueblo, se montan puestos basados en la época medieval, se realizan representaciones de la toma del Castillo por los cristianos, además de CuentaCuentos de la época, entre otras muchas cosas, en donde todos los participantes van ataviados con ropas medievales. 

Fiestas del Emigrante 15 de Agosto

Como festejos de carácter cívico y también religioso, en honor a los bañuscos que están fuera del pueblo, se celebran las Fiestas del Emigrante con actos culturales, deportivos y verbenas populares, además de la Procesión de la Virgen de la Encina, que portan las emigrantes que no pueden venir a la Romería.

Fiesta de los Esclavos 19,20 y 21 de Septiembre

Fiesta que actualmente es solo de carácter religioso. Este fiesta se celebra a partir de unificarse las dos Hermandades de los Santos Patronos, la de la Virgen de la Encina, con la de Jesús del Llano, se reajustan las fechas de las fiestas, el 8 de septiembre la Natividad de Nuestra Señora, el 12 con el Dulce Nombre de María y el 14 día de la Santa Cruz, y se establece que la novena a la Virgen de la Encina se celebre del 9 al 17 (la Virgen venia del Santuario el 8), el 18 la Salve y el 19 de la Fiesta y Procesión de la Virgen, el 20 la Fiesta y Procesión de Jesús del Llano y el día 21 día de San Mateo, titular de la Parroquia de Baños. 

"Los Santos" 1 de Noviembre  

Es sin duda una de las fiestas con más arraigo en Baños. Se comienza a celebrar debido a que antiguamente, las campanas de la Iglesia de San Mateo tocaban incesantemente y  a todas horas, para llamar a los fieles a Celebrar el Día de los Santos, y recordar a todos los Difuntos. Por ello las mujeres se pasaban todo el día fuera de casa, arreglando y poniendo flores a las tumbas, y acudiendo a la Iglesia. Entonces los hombres quedando solos y aburridos de escuchar a todas horas las tristes campanas, se juntaban y se marchaban a la Sierra para pasar aquellos días, con los amigos disfrutando de la caza, la liria y el buen vino. Actualmente esta tradición se ha extendido a las mujeres, se juntan pues las Peñas y se van a la Sierra, se hacen chozos para pasar la noche y se disfruta con los amigos. 

PATRONES

Virgen de la EncinaUn agricultor labrando, escuchó como a una de las enormes encinas que había por aquellos parajes, se le rompía una rama, cuando acudió al lugar, encontró en el hueco que la rama había dejado al romperse por su propio peso, una figura de una Virgen sedente de madera. El agricultor la cogió y se la presentó al cura  del pueblo como un hecho insólito y milagroso, el cual desdeño la imagen dejándola de lado en la iglesia. Cuando el agricultor volvió a sus quehaceres pudo comprobar que los hechos sorprendentes se seguían produciendo. De la herida que la rotura de la rama había producido en el tronco de la encina, ¡manaba aceite!. Lo comunicó nuevamente a la iglesia en donde no le hicieron el menor caso. Un rico terrateniente de la localidad se interesó mucho por aquel prodigio y compró los terrenos con idea de atribuir efectos milagrosos a aquel aceite. Dicen que en el mismo instante que pagó el importe del terreno, dejó de manar aceite. Posteriormente se dieron cuenta que otra de las encinas, fuera de los terrenos comprados, empezó a dar sus frutos con una rugosidad en su lisa cáscara, en donde se podía ver la imagen de la Virgen, otro hecho curioso, sorprendentes o milagroso el cual podemos aún seguir contemplando, puesto que gracias a Dios la encina se conserva y sigue dando año tras año bellotas con una rugosidad triangular en su cáscara en la cual muchos Bañuscos dicen ver a su patrona. 

Para este es preciado árbol, se ha solicitado recientemente, por parte de la administración de esta página, la inclusión en el catálogo de árboles singulares de la Junta de Andalucía, el cual permite dotar de una protección especial a distintos árboles de nuestra comunidad. 

De ahí viene el nombre de nuestra querida Patrona, La Virgen de la Encina. Otra tradición cuenta que, unos soldados Templarios encontraron la imagen de la Virgen en el interior de un tronco de encina sobre el siglo XV . Pero curiosamente esta tradición coincide plenamente con lo que cuentan de su patrona en Ponferrada Ya que la Virgen de la Encina de Ponferrada es la patrona de dicha localidad y de todo el Bierzo. También la Virgen de Fátima se apareció en una encina    

Nuestro Padre Jesús del Llano ó Cristo de la Luz La  tradición  Bañusca,  cuenta  que  Jesús  del  Llano, tenía su ermita en su ubicación actual, pero en aquel entonces,  a  las  afueras  del  pueblo, fuera del casco urbano. Jesús del Llano se encontraba clavado en una cruz  de  plata  maciza, la cual una noche desapareció, junto con el Cristo. Se denunció el caso y el Cristo no aparecía.  En  un  vertedero  próximo,  -probablemente  en  las  canteras,  (donde hoy se encuentra el barrio petete)-  empezó  a  verse  una  luz,  fosforescente.  Al  principio  se  pensó  que  perteneciese  los fatuos de algún animal muerto;  lo cual  pasado el tiempo se desestimó  al observar que la LUZ, crecía cada noche. Se tomó  la determinación de indagar en aquel misterio y acudieron con antorchas de algarrobas a desenterrar lo que  producía  aquella  misteriosa  luz.  Al  poco  rato, encontraron  el cuerpo de Nuestro Padre Jesús del Llano, con claros signos de haber partido la cruz en varios trozos. Desde  entonces se le vino a llamar Cristo de  la  Luz.  Este  "apodo"  hoy en día se ha perdido casi por completo; quién lo conoce lo suele atribuir a la luminosidad  que  entra  por  el  tragaluz de su camarín, la cual es reflejada en los múltiples espejos que este posee.  Es  curioso  que  se haya perdido este nombre, y se conserve la de poner María de la Luz a las niñas del  pueblo.  Y que al mismo tiempo se haya perdido la tradición de poner el nombre de Maria del Llano.  Lo que es muy probable, es que muchas Mari Luz desconozcan esta parte de la historia de Baños.     

Lo cuento de esta manera ya que así  me lo han contado, si por contar he errado, pido perdón y he de ser escusado, ya que el amor a mi pueblo, me ha llevado a contar hechos, que si no, el tiempo dejará olvidados.

PEDANÍAS EL CENTENILLO, MUCHO MÁS QUE UNA PEDANÍA Baños de la Encina, tiene como pedanía el pueblo minero de  El Centenillo.   

La primera ocupación importante de la zona de El Centenillo, se remonta a la época ibérica y romana, cuando se explotan de forma intensiva los filones de galena argentífera siendo unas minas muy productivas para el imperio romano.

Sin embargo no se tienen datos de otra gran ocupación hasta que en 1865 ingenieros ingleses afincado en Linares se vuelven a interesar por unas minas que tenían fama en toda la comarca.

Así se funda la “Sociedad Especial Minera Río Grande” en 1867, transformándose en 1886 en la “Centenillo Silver Lead Mines Company Limited”, que ampliaría su capital en 1898 dando lugar a la “New Centenillo Silver Lead Mines Company Limited”. En 1921 cambia el domicilio fiscal a España, con el fin de evitar la presión del fisco ingles, apareciendo “Minas del Centenillo S.A” y acabando su ultimo tramo histórico de casi 100 años a manos de la empresa francesa Peñarroya, cerrándose en 1963.

Desde que los ingenieros ingleses de las familias Römer, English y Haselden comienzan la explotación de las minas, se comienza la construcción "ad ovo" de un pueblo con una arquitectura y urbanismo al más puro estilo ingles. El pueblo al poco tiempo de su nacimiento, contaba con servicios de escuelas de jóvenes y adultos, párvulos, biblioteca, casino, mercado, botica, hospital, infraestructura deportiva como pista de , tenis, equipo de fútbol, servicios públicos, red de alcantarillado.                       

Una vez que las minas cierran a principios de los 60, comienza el abandono, que se verá muy afectado por el desmantelamiento de todas las estructuras férreas que acelerarán el proceso de ruina de muchos de sus inmuebles. El paso del tiempo  está amenazando muy seriamente la identidad de un pueblo con alma británica y corazón y sudor andaluz.        

Ver servicios de Baños de la Encina