Ruta de los Olivares
Descripcion

 Ruta de los Olivares de JaénLos olivares constituyen el paisaje de la provincia de Jaén donde la producción de aceite es uno de los pilares básicos de su economía.   

Comenzamos nuestro itinerario en la ciudad de Jaén, levantada sobre un amplio campo de olivares. Posee un importante patrimonio artístico, histórico, cultural y monumental. Destacamos el Castillo de Santa Catalina, el palacio de Villardompardo, que posee los baños árabes más grandes de la España musulmana; la Catedral renacentista; las Iglesias de la Magdalena, de San Bartolomé y de San Ildefonso; el monasterio de Santa Clara y la Fuente de los Caños.  

Por la carretera N-323 partimos hacia Bailén, localidad donde se desató una célebre batalla durante la guerra de la Independencia. En el casco urbano podemos visitar la Iglesia gótica de la Encartación. Antes de dirigirnos a Linares, realizaremos una parada en Torre del Campo que conserva una muralla y una necrópolis visigoda. En Linares visitaremos la Iglesia de Santa María, construida sobre un edificio del románico; el Convento de San Juan de Dios, el palacio de los Zambrana y el Museo Arqueológico. En los alrededores se hallan las ruinas de la ciudad romana de Cástulo.  

Por la carretera A-316 nos dirigimos a Baeza y Úbeda, ciudades del Renacimiento andaluz del alto Guadalquivir. Baeza constituye una ciudad de importantísima riqueza monumental, así, en la plaza del Pópulo se encuentra la fuente de los Leones, el Arco de Villalar, la puerta de Jaén, la casa plateresca del Pópulo, el Ayuntamiento (antigua cárcel de estilo renacentista). En la plaza de Santa María se halla la Catedral, las casas renacentistas Consistoriales Altas con los escudos de Juana la Loca y Felipe el Hermoso y el palacio jabalquinto. También existen numerosas casas señoriales a lo largo de la ciudad. Gran parte de Úbeda es Conjunto Monumental, entre el que destacamos el palacio de Deán Ortega, actualmente Parador de Turismo; la Iglesia gótico-renacentista de Santa María de los Reales Alcázares, la Iglesia funeraria del Salvador, el hospital renacentista de Santiago y la Iglesia gótica-isabelina de San Pablo.  

Por último nos desplazamos hasta la localidad de Torreperogil donde alberga la Iglesia gótico-renacentista de Santa María la Mayor y las torres de una antigua fortaleza. 

Volver al Inicio